Cada 10 de diciembre, se celebra el Día de los Derechos Humanos. La efeméride conmemora la fecha en que la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración Universal de  Derechos Humanos, en el año 1948.

Cuando la Asamblea General aprobó la Declaración, la proclamó como “norma común de conducta para todos los pueblos y naciones“, hacia la cual los individuos y las sociedades debían “esforzarse por adoptar medidas progresivas, nacionales e internacionales, para lograr su reconocimiento y observancia universales y efectivos“.

La Declaración Universal de Derechos Humanos establece una amplia gama de derechos y libertades fundamentales a los que todos tenemos que tener acceso. Garantiza los derechos de todas las personas en cualquier lugar, sin distinción de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, religión, lengua o cualquier otra condición.