Cada 10 de diciembre se celebra el Día de los Derechos Humanos para recordar la existencia de derechos inherentes a todas las personas por igual, sin distinción alguna de raza, sexo, nacionalidad, origen étnico, lengua, religión o cualquier otra condición.

La fecha fue proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1950, y coincide con el aniversario de la aprobación en 1948 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

La Declaración Universal encarnó un hito en la historia de los derechos humanos. Elaborada por representantes de todas las regiones del mundo con distintos antecedentes jurídicos y culturales, fue proclamada por la ONU, en París, el 10 de diciembre de 1948, como un ideal común por el que todos los pueblos y naciones deberían esforzarse en su cumplimiento.