La Asamblea General de las Naciones Unidas en su asamblea del año 2006, instituyó el 15 de junio como Día Mundial de Toma de Conciencia de Abuso y Maltrato en la Vejez.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el 15,7% de las personas de 60 años y más son víctimas de abuso y maltrato, ya sea físico, financiero o emocional.

El abuso, el abandono y la violencia contra las personas mayores, tanto en el hogar como en las instituciones, son mucho más frecuentes de lo que se ha reconocido. A menudo esos hechos no son denunciados ni atendidos.