El 15 de septiembre de 1997, la Unión Interparlamentaria adoptó la Declaración Universal sobre Democracia, que reafirma sus principios y los elementos y prácticas necesarios para un gobierno democrático.

El 8 de noviembre de 2007, la Asamblea General de las Naciones Unidas estableció que cada 15 de septiembre se celebraría el Día Internacional de la Democracia, siendo festejado por primera vez al año siguiente.

Se busca con esta iniciativa, incentivar a los gobiernos y organizaciones del mundo a promover y defender los principios de la democracia.

La democracia es un valor universal basado en la voluntad libremente expresada de los pueblos de determinar su propio sistema político, económico, social y cultural, y en su participación plena en todos los aspectos de su vida.