El 16 de mayo celebramos el Día Internacional de la Luz, iniciativa mundial surgida desde la UNESCO en  conmemoración a la primera emisión de un láser fabricado por el ser humano.

En 1960, el ingeniero físico Theodore Maiman logró que un láser, construido por él mismo, produjera por primera vez emisión estimulada de radiación. Se trata de un invento que ha generado una revolución en la vida cotidiana y un campo nuevo de investigación. Es por el profundo impacto que el láser ha generado en la historia que la UNESCO eligió este acontecimiento.

El organismo internacional destaca que el fenómeno natural de la luz ha sido de vital importancia en el desarrollo de la humanidad desde el principio de los tiempos a la actualidad, donde se han encontrado diferentes formas para adaptarla y utilizarla en amplias aplicaciones del ámbito científico.