El 2 de octubre es el Día Internacional de la No Violencia, la fecha conmemora el nacimiento de Mahatma Gandhi, que luchó en favor de una cultura de paz, tolerancia y entendimiento.

 

Gandhi lideró el movimiento independentista indio frente al poder de los británicos. El discurso de la no violencia de Gandhi animaba a una resistencia pacífica. Así, las huelgas de hambre, las movilizaciones pacíficas, las marchas y discursos se convirtieron en sus armas para el cambio social.

 

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) instauró el Día Internacional de la No Violencia en una resolución aprobada por la Asamblea General el 15 de junio de 2007. En ella expresaba su deseo de asegurar una cultura de paz, tolerancia, entendimiento y no violencia.

 

El Día Internacional de la No Violencia es una oportunidad para recordar que existe una vía pacífica para la resolución de conflictos, esa de la que Gandhi se convirtió en pionero, y de la que es actualmente un icono.

 

En la medida que comprendamos la importancia de la no violencia y su poder, mayor será la probabilidad de vivir en un mundo más pacífico, tolerante y comprensivo.