Con el fin de concientizar a la sociedad sobre el ahorro de energía en pro de contribuir al cuidado del ambiente, cada 21 de octubre se conmemora el Día Mundial del Ahorro de Energía.

La fecha fue proclamada, en 2012, por el Foro Energético Mundial (World Energy Forum).

La eficiencia energética es el uso óptimo de la energía. Un aparato o instalación es eficiente cuando consume menos de la media de energía para realizar una actividad.

Existen cosas muy simples con las que podemos ayudar, entre ellas:

 

  • Desconectar los aparatos electrónicos que no estamos usando

 

  • Durante momentos de calor, poner el aire acondicionado en 24° y apagarlo cuando no haya nadie en el ambiente.

 

  • Descongelar y limpiar la heladera regularmente, de esa manera consumirá menos energía.

 

  • Programar los lavados cuando se haya acumulado ropa para completar el tambor del lavarropas.

 

Como ciudadanos tenemos la tarea de cambiar algunos hábitos de consumo energético que permitan una mayor eficiencia en el uso de la energía.