El 25 de mayo de 1810, el pueblo congregado frente al Cabildo asistió a la llamada Revolución de Mayo que dio inicio a nuestra independencia de España.

Aquel día se creó el primer gobierno patrio, la Primera Junta de Gobierno. Fue la culminación de un largo proceso en el cual un grupo de patriotas, entre los que se encontraban Manuel Belgrano, Cornelio Saavedra, Rodríguez Peña, Juan José Paso y Manuel Alberti, entre otros, realizaban reuniones a escondidas en diferentes lugares: la casa de Rodríguez Peña, la jabonería, negocio de Hipólito Vieytes, o en la quinta de Mariano de Orma, planeando las ideas y acciones revolucionarias.

Los cabildantes aceptaron la renuncia indeclinable del Virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros, quien aceptó el descontento popular hacia su investidura y decidieron adoptar como forma de gobierno a la Junta revolucionaria que estaba respaldada por el pueblo reunido en la Plaza.

La “Revolución de Mayo” reúne una serie de acontecimientos históricos que tuvieron lugar entre el 18 y 25 de mayo de 1810, ocurridos en la ciudad de Buenos Aires (capital del Virreinato del Río de La Plata en ese momento), que dieron inicio al proceso de surgimiento del Estado Argentino, abriendo así el camino hacia la independencia de la monarquía española, declarada el 9 de julio de 1816.