Cada 28 de abril se celebra el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, una campaña internacional para promover el trabajo seguro, saludable y decente.

La Organización Internacional del Trabajo eligió este día para sensibilizar sobre la adopción de prácticas seguras en los lugares de trabajo y el papel que desempeñan los servicios de seguridad y salud en el trabajo (SST).

En 2003, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) empezó a observar este Día Mundial haciendo hincapié en la prevención de los accidentes y las enfermedades en el lugar de trabajo. Se trata de una herramienta importante para sensibilizar a la población sobre cómo hacer que el trabajo sea seguro y saludable, y sobre la necesidad de darle un mayor peso político a la seguridad y la salud en el trabajo.

El Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo promueve la prevención de los accidentes del trabajo y las enfermedades profesionales en todo el mundo. Es una campaña de sensibilización destinada a centrar la atención internacional sobre la magnitud del problema y sobre cómo la creación y la promoción de una cultura de la seguridad y la salud puede ayudar a reducir el número de muertes y lesiones relacionadas con el trabajo.