En el año 2000 la Organización de las Naciones Unidas declaró el 31 de agosto como el “Día Internacional de la Solidaridad”.

La proclamación de este día tuvo como objetivo promover y fortalecer los ideales de solidaridad como valores fundamentales para las relaciones en y entre las naciones, los pueblos y las personas.

La fecha fue elegida por conmemorarse el aniversario del movimiento social independiente “Solidaridad”, fundado en los 80 en Polonia, cuya importancia mundial fue reconocida con el Premio Nobel de la Paz a su dirigente Lech Walesa.