La Semana Mundial del Suelo se celebra del 19 al 23 de abril con el objetivo concienciar sobre los beneficios de los suelos para la salud humana y el desarrollo sostenible.

Es importante recordar que el suelo es un recurso no renovable, ya que se necesitan 500 años para que se formen de manera natural 2 cm de tierra vegetal fértil.

La sostenibilidad de los suelos es fundamental para afrontar las presiones de una población cada vez mayor. En este sentido, el reconocimiento, la promoción y el apoyo para fomentar la gestión sostenible de los suelos pueden contribuir a la existencia de suelos sanos, y, por extensión, de un mundo que cuente con seguridad alimentaria de ecosistemas estables y que se utilicen de manera sostenible.