• Descongelá la heladera o el freezer periódicamente, de acuerdo con las indicaciones del fabricante. Si descongelás el freezer antes de que la capa de hielo alcance 3mm de espesor, podés ahorrar hasta un 30% de energía.
  • Regulá el termostato de la heladera para mantener la temperatura interior entre 2º C y 4º C.
  • Instalá la heladera o el freezer lejos de fuentes de calorI, como hornos, termotanques o lugares donde la luz solar incida directamente sobre ellos.
  • Dejá un espacio entre el equipo y la pared para permitir la circulación de aire y, de esa forma, facilitar su ventilación.
  • Evitá que la puerta de la heladera o freezer permanezca abierta durante mucho tiempo. Verificá que las puertas cierren herméticamente para evitar fugas de aire.

Usando tus electrodomésticos de forma consciente, vas a poder reducir tu gasto de energía mensual.

#SomosResponsables  #UsoEficiente