En el marco de la continuidad de las acciones cotidianas que llevamos adelante, realizamos múltiples jornadas de desenganche de conexiones clandestinas en el barrio Villa Bordeu, en Bahía Blanca.
Como resultado del operativo, se labraron 59 actas por fraude y se procedió al desenganche de conexiones directas y de fraude en medidores trifásicos como monofásicos. Se trabajó con 3 cuadrillas y se contó con la asistencia de la Unidad Regional 5. Este tipo de maniobras ilegales está penado por la regulación vigente y genera un peligro para los usuarios y para la vía pública ya que no cuentan con las condiciones de seguridad necesarias. Además, afectan directamente a la calidad del servicio que reciben los usuarios de la zona al generar desajustes en la red de distribución.
A raíz del cobro de la energía consumida y no registrada  más los intereses y penalidades correspondientes, un usuario residencial debió abonar no sólo el monto que habría abonado de haber estado regularizado sino 1700 pesos más por mes en concepto de penalidades e intereses debido a la maniobra fraudulenta que perpetuó en el medidor de su hogar. Es decir, se facturó la energía consumida y no registrada más  un adicional de 21000 pesos en conceptos de penalidades e intereses por haber realizado una conexión clandestina.

Desde EDES, repudiamos y condenamos el hurto y/o robo de energía. Por ello, realizamos operativos de detección de fraude eléctrico en las instalaciones residenciales, comerciales e industriales de las comunidades que abastecemos con energía eléctrica.

¡Ayudanos a combatir las conexiones ilegales!

Si ves una conexión clandestina ¡Denunciala anónimamente al 0800-999-3337 o con EDES Móvil!